domingo, 20 de enero de 2019

Visita teatralizada a la Universitat de Cervera

Ciertamente el año pasado fue el año de las visitas teatralizadas. Visitamos El Castell de Llordà de la mano de Arnau Mir de Tost y también el Palacio Real de Olite de la mano de muchos personajes importantes de su historia, así como Gustavo Adolfo Bécquer.


Pero me dejé una, a principios de noviembre fuimos a visitar la Universitat de Cervera. Había una visita teatralizada (creo que nos costó 6 €) y me lo pasé genial. Actualmente la universidad es un colegio así como diferentes espacios municipales. 

Nunca antes había estado la Universitat de Cervera y, por supuesto, nunca me lo habían contado de esta manera. Me lo pasé genial a la par que aprendí muchas cosas; y los días así me encantan. Yo crecí con la leyenda de que a la ciudad de Cervera le dieron una universidad porque pidió un puerto de mar y los trataron de tontos, y les dieron universidad para culturizarnos. Pero eso no es del todo cierto y ni son del todo tontos.


Para los que me estáis leyendo desde España seguramente sabréis que en el siglo XVIII el último rey de Habsburgo, Carlos II, murió sin descendencia. Entonces empezó la Guerra de Sucesión. En la guerra se enfrentaron la gran mayoría de España a favor del rey francés, Felipe d’Anjou, y los catalanes a favor del rey austriaco, Carlos, ya que este último defendía las autonomías. No me voy a meter donde no me llaman pero eso suena tremendamente lo que está pasando actualmente en España ¿no os parece?.




Por si no os habíais dado cuenta Cataluña perdió la guerra en 1714 y se ve que la única ciudad que apoyó al rey francés, entonces ya Felipe V, fue Cervera. Desde pequeñita había pensado “¿porque eran tan traidores?” y aunque la historia que nos contaron no suena del todo mal no termino de creérmelo.


Al fin y al cabo Cervera se encuentra a los pies del Camí Ral, el camino que iba de Barcelona a Madrid o lo que es la actualmente autovía A2. Entonces, tanto si venían las tropas desde Barcelona como si venían desde Madrid arrasaban la ciudad: se comían lo que ya no tenían y abusaban de todos sus ciudadanos. De este modo es bastante comprensible que si venían los los partidarios de los Austrias levantarán su bandera y se venían los partidarios de los Borbones levantarán la otra. También es comprensible que cuando ganó Felipe V dejarán puesta su bandera plantada.



El rey, para agradecer su apoyo, les dio la Universitat de Cervera, ya que hizo cerrar todas las demás alegando que eran un nido de revolución. La ciudad también pidió un puerto de mar pero no porque tuvieran el mar cerca. Sino lo que pidieron fueron los impuestos que generaban allí. La tierra de Cervera es una tierra muy seca muy, poco productiva y que en invierno hace mucho frío, así que es una tierra pobre y han aprendido con el tiempo a negociar muy bien. Gracias a ello ahora tenemos una singular universidad, ya que parece más un cuartel militar que otra cosa, que visitar.



Espero de todo corazón que este año, con el buen tiempo, empiecen otra vez a hacer visitas teatralizadas y os invito a todos vosotros a ir a verlas. Me encanto me lo pase genial y no hace falta ser un lumbreras en historia para seguir la visita. Yo me despido hasta aquí, esta tarde podréis ver la visita en el canal y la semana que viene vamos a hacer algo que nunca habíamos hecho antes en Instantes de Tiempo.

Adriana

No hay comentarios:

Publicar un comentario