domingo, 11 de noviembre de 2018

Ven a conocer el corazón de Cataluña

Si os creéis que se han terminado esas vacaciones de quince días en la playa estáis equivocados. ¿Qué os parece si nos vamos a una tierra de montañas, bosques anaranjados y castillos? Si, sin aviones ni pasar mucho frío. Si, a tan solo una hora de Barcelona. ¿Qué no me creéis? Seguidme por favor. 



Castell de Claramunt


El Castell de Claramunt se encuentra en la Pobla de Claramunt. Dejamos el coche en un aparcamiento improvisado y subimos hasta arriba al castillo. ¡Todo cuesta arriba! Pero que no cunda el pánico porque hay una serie de actividades para los más pequeños para hacer la cuesta más llevadera. Una vez arriba pagamos la entrada, ya aviso que no tienen mucho cambio, el precio es de 3,5€. 

Castell de Claramunt con Daria y Anna


Antes de empezar con la visita me gustó mucho, que al igual que en el castillo de Loarre, nos pusieron un vídeo para introducirnos en la historia del castillo. Este castillo fue fundado en el siglo XIV por los señores de Claramunt, aunque ya en el siglo XVII pasó a manos de los señores de Cardona y Medinaceli. 

El castillo tenemos muy buenas vistas del valle de Igualada. Desde allí arriba podemos observar lo que queda del castillo de la Tossa de Montbui, la serra de Rubió y su castillo. También tiene muy buenas vistas del aeródromo de Ódena, si queréis hacer buenas fotos es una gran idea. 

Castell de Rubió


A esto nos dedicamos toda la tarde, aquí en Rubió


Está construido encima del pueblo de Rubió, en lo alto de la carena de la Alta Segarra. Fue construido en el siglo XI durante el mandato del Casal de Barcelona que lo cedió a los de Castellolí. En la parte superior está situada un torre circular y en la inferior la iglesia de Santa María. Posteriormente se mejoró su defensa y con el tiempo fueron sustituyendo o absorbiendo por el resto del pueblo. Finalmente fue declarado BCIN (Bé d'Interès Cultural).

Castell de Castellfollit


Castell de Sant Esteve de Castellfollit


Este es el castillo de frontera situado más al norte de la comarca de la Anoia. Este conserva muy bien el castillo en sí y parte de su muralla. Se han dedicado a reconstruirlo y les ha quedado muy bien. Si lo queréis visitar hay que pedir cita previa. 

Castell de Tous


Sant Martí de Tous


Justo al lado está el Castillo de Tous. Forma parte de los Castillos de Frontera de la Anoia. No sé si se puede visitar porque entramos libremente pero al llegar arriba había puestas unas mesas y aparcados unos coches. Por un momento dudamos si ahora es una casa privada o estaban celebrando algo. Nos dio cosa y nos fuimos.

Torre de la Manresana


Torre de la Manresana


Para llegar a esta torre, en la primera rotonda al entrar a Prats de Rei y viniendo de la A-2 tomaremos la primera salida a la derecha y seguiremos la carretera hasta el desvío correctamente indicado de la Manresana. Pasaremos junto a unas casa y llegaremos a un aparcamiento. 

Desde allí mismo ya tenemos unas vistas espectaculares. Resulta que la torre perteneció al castillo de la Manresana del siglo XII y luego tuvo un papel muy importante durante la Guerra de Sucesión del siglo XVIII, la de Felipe V. La torre en sí se puede disfrutar por el exterior y si se desea visitar el interior y disfrutar de las magníficas vistas que ofrece la atalaya hay que pedir una visita guiada. 



Como veis a una hora de Barcelona hay todo un mundo por descubrir. En el vídeo de hoy os dejo nuestra visita a Rubió y la Torre de la Manresana. También os dejo el enlace a turismo de la Anoia para que estéis al día de sus novedades. Solo me queda invitaros a seguirme en mis redes sociales y anunciar que por fin el próximo domingo vamos a tener el Tren dels Llacs aquí.

Adriana

domingo, 4 de noviembre de 2018

Capítulo IX: ¿Pantalón largo o pantalón corto?

Hola a todo el mundo y bienvenidos a un capítulo más de Tiempo Entre Botas. Una duda que siempre me acompaña, y en el caso del senderismo no podía ser de otra forma, es: ¿Qué me pongo? En  senderismo elegir entre un pantalón largo y un pantalón corto no es un tema de moda sino de comodidad, y a veces incluso de seguridad. Así que ya que llevamos un año andando juntos he pensado en analizar lo que he estado haciendo este año y lo vamos a dividir en tres pasos. El invierno que es lo que tenemos más cercano ahora mismo, el entretiempo y el verano.



Invierno


Ahora que se acerca el invierno y lo que más nos importa a la hora de andar es que la ropa nos abrigue pero no nos achicharre. Para ello mi mejor consejo es vestirse por capas. La ropa térmica va a ser vuestra mejor amiga. Empezando por unos pantalones y una camiseta térmica. Encima de esto yo me pondría un polar y luego una chaqueta. Así que cuando tenga frío lo puedo llevar puesto pero cuando lleva un rato andando y tenga calor puedo doblar y lo puedo meter en mi mochila

Botas, pantalones térmicos, polar, buff, gorro, ...


En esta época del año los complementos son muy importantes: un Buff, para protegernos el cuello, unos guantes, para mantener las manos calentitas, y un gorro, ya que el frío entra por la cabeza y los pies. Hablando de estos últimos el calzado predilecto van a ser unas buenas botas de montaña acompañados de unos buenos calcetines de montaña que nos mantendrán aislados del frío.

Entretiempo


De cara de entretiempo el objetivo es vestirse por capas para adaptarse al clima lo mejor que podamos. Así que las botas de montaña y la gorra van a seguir estando presentes pero quizá podríamos sustituir el polar por un cortavientos. En el tema de la ropa podemos elegir tanto un pantalón largo con una camiseta corta o un pantalón corto con una camiseta. Lo que nos sintamos más cómodos. 

Pantalones largos, camiseta corta, cortaviento


Verano


Y ya llega el verano donde a todo el mundo nos apetece quitarnos la ropa, pero no siempre es el mejor consejo. Como ya hablamos en el capítulo de senderismo en verano la ropa nos va a proteger de quemarnos del sol. Así que podemos optar por ropa técnica que nos ayude a airear mejor el sudor o por ropa de algodón que también es muy fresquita y cómoda para el verano.

Camiseta corta técnica, pantalón corto técnico, deportivas y gafas de sol


Podemos ir en unos pantalones cortos y una camiseta. Tampoco nos olvidemos de una gorra que nos proteja del sol o unas gafas de sol. Y en los pies nos podremos poner tanto unas botas de montaña como unas sandalias que nos enseñó Ana en la excursión a Sant Cebrià.





Powered by Wikiloc

Como veis la duda de pantalón largo pantalón corto no es tanto sobre moda o estilismo sino sobre comodidad para practicar un deporte que nos encanta a todos. nos vemos en el próximo capítulo de Tiempo Entre Botas el 9 de diciembre y mientras tanto os voy a ir colgando datos interesantes sobre senderismo en mi redes sociales de Instagram y Twitter. Dejarme aquí abajo si vosotros preferís pantalón largo o pantalón corto.

Adriana

domingo, 28 de octubre de 2018

¿Conocéis el castillo de Claramunt?

En la pasada temporada de Octubre&Castillos hicimos los castillos de frontera de l'Anoia. Cuando el territorio conquistado fue necesaria la vigilancia más al sur. De ahí el origen del Castillo de Claramunt



El Castell de Claramunt se encuentra en la Pobla de Claramunt, al lado de Igualada y a tan solo una hora de Barcelona. Dejamos el coche en un aparcamiento improvisado y subimos hasta arriba al castillo. ¡Todo cuesta arriba! Pero que no cunda el pánico porque hay una serie de actividades para los más pequeños para hacer la cuesta más llevadera. Una vez arriba pagamos la entrada, ya aviso que no tienen mucho cambio, el precio es de 3,5€

Antes de empezar con la visita me gustó mucho, que al igual que en el castillo de Loarre, nos pusieron un video para introducirnos en la historia del castillo. Este castillo fue fundado en el siglo XIV por los señores de Claramunt, aunque ya en el siglo XVII pasó a manos de los señores de Cardona y Medinaceli

Las murallas


Arquitectónicamente hablando el castillo, como todos, tiene una parte noble donde estaban las dependencias de los señores. En una de las torres fue usada como prisión aun cuando el castillo dejó sus tareas fronterizas. Bien, como muchos castillos que ya habéis visto en Instantes de Tiempo

De otro lado tenemos la iglesia de Santa María, del siglo X, aunque solo se mantiene en pie (y en uso) la capilla de Santa Margarida. Fuera del castillo podemos ver las murallas aun de pie. En un tramo veremos unos agujeros muy grandes, esta fue la última actualización de las murallas para adaptarlas a la artillería de fuego. 

La parte noble


El castillo tenemos muy buenas vistas del valle de Igualada. Desde allí arriba podemos observar lo que queda del castillo de la Tossa de Montbui, la serra de Rubió y su castillo. También tiene muy buenas vistas del aeródromo de Ódena, si queréis hacer buenas fotos es una gran idea. 

Información práctica:


Para finalizar con el castillo de este domingo os quería dar la información más práctica por si algun dia decidis ir a verlo:
  • Horarios: 9:30h a 13:30h y 15:00h a 16:30h (depende de la temporada)
  • Precio: 3,50€*
  • Teléfono: 938 086 075
  • Web: http://www.lapobladeclaramunt.cat/el-municipi/el-castell-de-claramunt.html


Es curioso como de la necesidad de control de un territorio se empieza por construir una torre y se termina con este fantástico castillo. Así como la mayoría de castillos de Octubre&Castillos.

Adriana

domingo, 21 de octubre de 2018

Palacio Real de Olite: la joya de la corona de Navarra

En el tercer capítulo de Octubre&Castillos me enorgullece presentaros la joya de la corona de Navarra: Palacio Real de Olite. De una fortaleza romana pasando por los lujosos deseos de los reyes navarros hasta los sueños más seductores de Bécquer. Hoy en el blog de Instantes de Tiempo. 




En todos los castillos que hemos visitado en el blog, hay dos elementos muy importantes que forjan a estos edificios para que sean tan especiales. El primero es la historia, que a través de ella, el segundo punto, hace que la arquitectura del edificio sea tan icónica como lo es el Palacio Real de Olite. Si cierras los ojos, hayas estado o no allí, verás ante ti el Camelot de Navarra.

Historia


Se sabe que el Castillo de Olite fue primeramente una fortaleza romana: para controlar el paso que había entre Zaragoza y Pamplona. Sobre esta fortaleza se construye el primer castillo o Palacio Viejo. Se tienen la constancia por primera vez de este castillo por la historia de Historia de regibus gothorumsu de San Isidoro donde un rey godo llamado Suintial lo manda construir por ahí del siglo XII. Este actual recinto es ahora el Parador de Príncipe de Viana

Esta parte del castillo más cuadrada es el actual Parador


Ya en el siglo XV aparece la figura de Carlos III El Noble, que fue un gran rey de Navarra. Casado con doña Leonor de Trastámara. Ellos dos fueron los responsables de la ampliación del castillo ahora ya Palacio Real de Olite, ya que establecieron su corte en Olite.

Estos reyes son de origen francés y por eso hay este marcado gótico civil francés tan característico como bonito, aunque luego veremos si era realmente así. La ampliación empezó justamente por los aposentos de la reina y más tarde, Carlos III, quiso llevar este esplendor a todo el castillo siendo uno de los más bonitos de Europa.

Estatua de Carlos III el Noble, en Pamplona


Posteriormente, con la incorporación de Navarra al reino de Castilla en el siglo XVI, Olite pierde la corte y el castillo es medio abandonado y relegado a los aposentos vacacionales de la casa real o los virreyes de Navarra. Por si el deterioro que estaba sufriendo no fuera suficiente, durante la guerra de independencia del siglo XIX, sufrió un gran incendio que lo dejó parcialmente derruido.

Así que llegamos a principios del siglo XX cuando el Gobierno de Navarra se hace cargo del castillo, y es declarado Monumento Nacional en 1925. Finalmente se procede a su restauración que se inicia en 1937 y aún están trabajando en el proyecto. 

Arquitectura


El Palacio Real de Olite es uno de los castillos más bonitos de Europa. Cuesta mucho destacar un elemento arquitectónico u otro. Por ejemplo, podemos hablar de sus patios y jardines, uno de los caprichos de Carlos III fue sus jardines colgantes, que llegaba a medir más de 20 m. 

Los jardines verticales de la Reina


Entre los jardines podemos destacar el Jardín de la Reina donde hay un naranjo. También el Jardín de la Morera, donde actualmente se puede visitar una morera declarada Monumento Natural. Asimismo se pueden visitar los antiguos jardines de los tarajales. Incluso los Jardines del Rey en los que podemos encontrar el antiguo zoológico de Carlos de Viana, nieto de Carlos III.

Otro elemento muy destacable, que se ve a la legua del castillo, son las torres almenadas. De las cuales podemos disfrutar unas grandes vistas de esa zona de Navarra. Las mejores son la Torre de los cuatro vientos o la Torre de la Atalaya. La torre principal, que no deja de ser la Torre del Homenaje, mide más de 40 metros y para subir hasta ella debemos pasar por 133 peldaños. ¿Os atreveis?

Ruinas del Castillo


Una vez visitado el castillo, algo que ha perdido grande de su esplendor de la época de las Cortes de Navarra, son sus habitaciones doradas. Se dice que contenía tantas estancias como días tenía el año. Un ejemplo más del lujo de este Palacio Real de Olite, que a enamorado a cuantos lo han visitado. A continuación unas letras escritas por Gustavo Adolfo Bécquer tras su viaje por Navarra: 

“Cuando el sol brilla y perfila de oro las almenas, aún parece que se ven tremolar los estandartes y lanzar chispas de fuego los acerados almetes; cuando el crepúsculo baña las ruinas en un tinte violado y misterioso, aún parece que la brisa de la tarde murmura una canción gimiendo entre los ángulos de la torre de los trovadores, y en alguna gótica ventana, en cuyo alféizar se balancea al soplo del aire la campanilla azul de una enredadera silvestre, se cree ver asomarse un instante y desaparecer una forma blanca y ligera”. 

Información Práctica


Para finalizar con el castillo de este domingo os quería dar la información más práctica por si algun dia decidis ir a verlo:
* Nosotro pagamos 20€ por la visita teatralizada y tengo que reconocer que valió mucho la pena. 

Más información en Turismo de Navarra: http://www.turismo.navarra.es/esp/organice-viaje/recurso/Patrimonio/3153/Palacio-Real-de-Olite.htm 



Este fue el lujoso sueño de Carlos III el Noble, uno de los últimos reyes de Navarra. Ya sea por sus jardines o sus torres almenada, bien vale la pena la visita. Porque, si Olite es así de hermoso ¿Os imagináis como es el resto de Navarra?

Adriana

domingo, 14 de octubre de 2018

Fort Saint-André: el chalet de verano del Papa de Aviñón

Hace muchos años, junto al río Ródano, había un monasterio fortificado que quiso hacer sombra al mismísimo Papa de Aviñón, era la Fortaleza de Saint-André. ¿Queréis saber más? Bienvenidos a una fortaleza más de Octubre&Castillos.



La historia


En el sur de Francia hay un río que se llama Ródano, entre la ciudad de Aviñón y el monte Andaon. En este peñasco se encontraba un burgo y el monasterio de Saint-André. En el siglo XII los reyes de Francia decidieron ampliar el país hacía el sur y el río se convirtió en una frontera natural. Fue en ese momento cuando Luis VIII pide fortificar la abadía, y también, de este modo, el abad se libra de la tutela del obispo de Aviñón.

Vistas desde el aparcamiento

Junto a la fortificación del peñasco, el rey Felipe IV mandó construir la ciudad de Villanueve-lez-Avignon. En el siglo XV, finalmente, pierde su razón de ser cuando Provenza es anexionada a Francia. Y no es hasta principios del siglo XX cuando es clasificado como monumento histórico.

La visita


Al entrar en la Fortaleza de Saint-André pasamos entre las torres gemelas del castillete de entrada. Desde allí se controlaba todo el recinto. Más adentro ya nos encontramos el burgo de Saint-André.

Este recinto amuralla una zona de unas tres hectáreas, era donde vivía el mando militar y la guarnición. En él podemos ver una casa renacentista y la capilla de Belvezet. Desde esta última hay un mirador muy bonito.

Las magníficas vistas


Otra de las torres que nos encontramos en la fortaleza es la Torre de las Masques. Este nombre proviene del término provenzal “masco” que significa brujo. De esta manera se creía que la torre atraería toda la mala suerte y protegería la fortaleza. Curiosamente esta torre tiene una sala peculiarmente alta dado el desnivel del terreno. También se encuentra un montón de marcas que no se sabe si son de los canteros, de los soldados o de los prisioneros. Me recordó mucho a la Fortaleza de Salses, que visitamos el año pasado.

La ciudad


Felipe IV mandó construir la ciudad de Villeneuve-lez-Avignon dada su buena situación estratégica. Y feliz el día que se le ocurrió la idea, ¡qué pueblo tan bonito! Después que el Papa de Roma se mudara a Aviñón, y que esta se convirtiera en ciudad pontificia, las tensiones por el poder aumentaron hasta la Revolución Francesa.

La fortaleza por dentro


Tenemos que pensar que la idea de fortificar la orilla derecha del Ródano era competir algún día con la poderosa ciudad de Aviñón. Pero ese deseo real nunca llegó a cumplirse puesto que en el siglo XIV los dignatarios de la corte pontificia hicieron de la ciudad vecina su lugar de veraneo.

Información práctica:





Ahora que ya sabéis lo increíble de la Fortaleza de Saint-André y la ciudad de Villenueve-lez-Avignon os invito a visitarla. También me podéis dejar abajo en comentarios que pensais de las estrategias francesas. Y nos vemos con un próximo castillo la semana que viene. 

Adriana