domingo, 28 de mayo de 2017

Cinco lugares que nos os podéis perder si vais a Cardiff.

¡Hola a todo el mundo! Ya sabéis que cuando viajo os suelo dejar mi TOP 5 de sitios que no os podéis perder si vais allí. Recuerdo un momento con Anna en Cardiff, en la Catedral de Llandaff que le confesé que este resumen de cinco sitios me lo había puesto muy difícil: nos lo pasamos genial, era súper bonito, el tiempo fue excelente y estar con ella lo mejor. ¡Gracias Anna!

Anna y yo con las TARDIS en el Doctor Who Experience


1. Llandaff Cathedral

Llandaff Cathedral


Lo mejor, sin dudarlo fue esta maravillosa catedral, aunque para mi desgracia estaba cerrada cuando llegamos. Cardiff cierra a las cinco de la tarde, tenedlo en cuenta. No sé si fue el paseo en bicicleta que nos pegamos hasta allí o la paz y la tranquilidad que se podía respirar. No os lo perdáis. En un rincón de la catedral, a fuera, hay una piedra que conmemora a todos los que perdieron su vida en los bombardeos nazis, que destruyeron parte de la catedral. Si duda un lugar con una belleza singular. 

2. Doctor Who Experience

Momento fan al finalizar la visita al Doctor Who Experience


Sé que son dos cosas muy distintas pero la experiencia, la aventura, que vives antes de entrar a una mera exposición sobre todos los elementos tangibles para realización de la serie – que esto ya es una pasada por si solo – te hacen vivir la serie como nunca la he vivido antes. Tal cual, tú la vives en tus propias carnes. Nos presentaron al Doctor, tuvimos que aparcar la TARDIS, nos enfrentamos a los Daleks. El corazón me iba a mil, mi razón me decía que no podía matarme aquello pero mi pasión me preguntaba una y otra vez si no me estaba equivocando. Además nos trajeron a un cementerio lleno de Ángeles Llorones. Nos vinieron a atacar. Una chica detrás mío empezó a gritar y dijo que tenía miedo. Yo le confesé que también. Fue emocionante, sin duda. Incluso Anna que solo había visto un capítulo del Doctor Who le gustó. 

3. Bute Park y los demás parques

El lago de Roth Park


He de decir que Bute Park fue mi parque favorito, porque lo tenía muy cerca del hostel. Es el parque que está más al centro. Además acoge una colección botánica impresionante. Y no solo eso, cogimos un fin de semana con muy buen tiempo, así que nos pegamos alguna que otra siesta en esos oasis verdes. Pero no puedo excluir los campos de Pontcanna o los de Llandaff que nos los paseamos en bicicleta. El jardín de Sophia, que sus límites con el Bute Park solo los puede dibujar el río Taff. Y por ultimo y aun más espectacular el parque de Roth, uno de los parques mas románticos, tiene un lago donde ir en barca, otra de las cosas que me quedo por hacer. 

4. El Castillo de Cardiff

The Keep en los jardines del Castillo de Cardiff


Cardiff no sería Cardiff sin su castillo, y es verdad. Wales es tierra de Castillos, de hecho me encantaría hacer una ruta por todo Gales visitando sus castillos. El de Cardiff nos costó un poco más de £10 pero vale mucho la pena. De hecho yo repetiría. Primero visitamos las murallas que sirvieron de refugio antiaéreo durante los bombardeos, lo tienen montado como si aun estuvieran bombardeando la ciudad. Luego bajamos por sus jardines, una vez más, hermosísimos. Vimos la muralla romana, cuando se descubrió entendieron que el castillo remontaba a los tiempos del Imperio Romano. Porque siempre se había creído que era normando por The Keep, el castillo normando, que cuesta los suyo llegar hasta la cima, lo construyeron a conciencia. Y por ultimo esta el palacio de los marqueses, cada habitación más recargada que la anterior. Dentro de sus murallas podéis encontrar la historia de Cardiff en cada una de sus piedras.

5. La bahía de Cardiff

La bahía con el Pierhead, la Asamblea Nacional de Gales y el Wales Millenium Center


Cardiff Bay es fantástica para pasar la mañana de domingo, una mañana soleada, puedes llegar por tierra o por mar. Puedes ir a ver los confines del puerto desde donde salió la expedición Terra Nova que iba a conquistar el Polo Sur. Puedes ir a saludar al Doctor Who. Explorar la historia del puerto desde el Pierhead. Tomarte un buen brunch en alguno de esos restaurantes con vistas a la bahía. Tener la oportunidad de ver alguna obra en el Wales Millenium Center. Hay tantas cosas que hacer en la bahía que creo que vais a necesitar más de un día para verlo todo.



El último punto me ha costado bastante, además que esta entrada está siendo algo más larga de lo normal, pero Cardiff me ha gustado mucho y me gustaría que si fuerais alguna vez me lo comentaseis y si os ha impresionado tanto como a mí. Supongo porque no fui con ninguna idea concebida, Cardiff era una página en blanco para mí y ahora es mucho más.

Adriana
Mouse5379

domingo, 21 de mayo de 2017

¡Me voy a Cardiff!

¡Hola a todo el mundo! Me voy a Cardiff ¿y eso porque? Tengo un amiga que está estudiando allí y me dije "Esta es tu oportunidad de ver Cardiff y ver a Anna" y aquí estoy comprando billetes de avión y reservando el alojamiento. De lo demás no me tengo que preocupar porque Anna es turistóloga como yo y ya me ha organizado un súper fin de semana que tengo muchas ganas de probar e ir.

Frente al castillo de Caerphilly


Vuelos:


Lo primero que hice fue ver los vuelos. Os cuento lo que yo hice, pero recordad que cada viaje es diferente y cada viajero es único. Mi página favorita para consultar vuelos es Skyscanner y me dio la maravillosa noticia que en mayo era el mes más económico para viajar a Cardiff. Luego lo consulté en otras páginas web también. 

Os comento lo que me paso con Edreams, resulta que encontré la oferta más barata, creo que unos 48€ y pico. Pero cuando fui a pagar esa oferta se esfumó y me subía a más de 70€, que es lo que costaba en la página de Vueling. Además, hice la prueba de ver si variaban los precios del fin de semana al martes y no cambiaron así que podéis probar si vuestros vuelos cambian pero me siento como si me hubiera creído una mentira todo este tiempo.

El icono del bus verde con la parada al fondo


Una vez llegas al aeropuerto os harán subir y bajar hasta que pasareis el control de pasaportes y ya podréis salir. Es muy fácil, solo tenéis que seguir el icono de un autobús verde y os llevara a pocos metros a la parada del bus. Cuesta £5. Pasa con bastante frecuencia, así que no tendréis problemas, y os deja en el centro de Cardiff.

Alojamiento:


Lo siguiente que hice fue buscar alojamiento. Así que elegí irme a un hostel, la maravilla de tener a Anna allí fue que ella se pasó por el hostel a decirme que pinta tenía. 

The Safehouse Hostel

Busqué el que más me gustó en relación calidad-precio. Cuando busco hostels mi página favorita es Hostel World. Allí me salía por 75€ y algo por las tres noches. Pero como siempre os digo id a mirar después cuando sale en la página oficial. En este caso las tres noches salían un poco más económicas: 71€ y pico. 

Detalles:


Por último comentaros que como viajo a Reino Unido tengo que cambiar euros por libras, así que al banco fui a pedir 100 libras pero todo lo demás tengo intención de pagarlo con la tarjeta. Y ya está, eso fue todo: las fechas, el transporte y el alojamiento. Por supuesto consultad y cotillead sobre todas las opciones de vuestro viaje en modo incógnito para evitar que las cookies delaten vuestras intenciones y se aprovechen de esta información.



Me encanta escribir este tipo de entrada en el blog, porque es un resumen actualizado de todo lo que podéis encontrar en el blog. Espero que os haya servido y si tenéis más dudas me las dejáis en los comentarios. Bye!

Adriana
Mouse5379

domingo, 14 de mayo de 2017

¿Por qué fuimos a Narbona?

Cuando mi madre se enteró que nos íbamos a ir a Perpiñán se acordó que una vez, mi primo, le había comentado que en Narbona había el bufet de los bufets. Les Grands Buffets. Así es como se llama el paraíso de la gula. 

Via Domitia


¿Y por qué ese buffet es tan importante si hay mucho más en este mundo? Porque para ir a este buffet hay que reservar mesa ¿Pero por que está tan solicitado? Porque allí puedes comer hasta hartarte de quesos, marisco, foie, carnes, dulces,… lo mejor de Francia en tu plato. 

El precio, obviamente, es más caro que el de un buffet habitual. Sale por unos treinta euros, donde lo más caro que te sale es en el vino porque el agua es gratis, y como ya he dicho hay que reservar mesa. 

Primera parte del los postres


Y ahora, con la barriga llena, ¿Qué os parece si nos damos un paseo por Narbona? Para que nos baje todo un poco. Narbona, la ciudad que nosotros visitamos, no nos dio por más de dos horas. Así que si estáis cerca y dudáis en ir o no, os recomiendo ir para dar una vuelta, no perderéis mucho tiempo. 

Lo más importante se encuentra en la plaza del ayuntamiento: La Place de l’Hotel de Ville. Allí os encontraréis con el Palacio de los Arzobispos, el Pasaje del Ancora (que os llevará al claustro de la Catedral y el Antiguo Palacio de los Arzobispos) y la Via Domitia. 

Palais  des Archevêques


Para que entongáis un poco, el palacio se intento hacer al estilo del Palacio de los Papas de Aviñón. Primero hicieron el románico, que se encuentra al lado de la Catedral y cuando ese se les quedo pequeño y anticuado hicieron el gótico, que se encuentra en la plaza mayor. Actualmente es el Ayuntamiento de Narbona. 

De allí, dimos un pequeño rodeo callejeando hasta encontrar la Catedral de Narbona. La Catedral tiene algo singular y es que no está terminada. Se quedaron sin recursos económicos y decidieron invertir las últimas monedas en cerrarla. Así que es una catedral descapotable, como la que vimos en Liverpool.



Al lado hay los Jardines de los Arzobispos, muy bonitos. Donde hay una puerta que lleva al claustro. Dicho claustro no pudimos visitar porque estaba de mantenimiento. Así que tendremos que volver a ver el claustro y la Catedral por dentro y descubrir un poco más de Narbona. Os dejo mucha más información en el vídeo del canal. Y os pido que me dejéis en comentarios que otras cosas me dejé de ver en Narbona.

Adriana
Mouse5379

domingo, 7 de mayo de 2017

Como no llegar a Perpiñán

El pasado fin de semana nos fuimos a Francia ¡Y qué aventura! En plan consistía en coger un tren que hasta Perpiñán, ya os contare el porqué en otra entrada a este blog, pero resulta que no era tan sencillo como parece. 

Cogimos un tren de Barcelona a Mataró. En diez minutos salía otro de Mataró a Massanet Maçanes ¿Aún no llegamos a Perpiñán? Ni mucho menos. En cinco minutos cogimos otro para Portbou y allí pudimos pasear por el pueblo una hora. Entonces cruzamos con otro tren la frontera hasta Cerbère donde también tuvimos una hora y media de descanso. Llegamos finalmente a Perpiñán a las ocho y algo, después de haber salido de Barcelona a la una de la tarde. Muy divertido visto así con perspectiva. 

Estación de Cerbère


En la capital de la Cataluña Norte solo nos estuvimos una noche. Los dos ya habíamos estado en Perpiñán y tampoco es que haya mucho que ver. Al día siguiente, sin dudarlo, desayunamos en una boulangerie artisanale y emprendimos la calle que nos llevaba al casco antiguo:

El Castillet


El símbolo del ayuntamiento y, al final, de la ciudad es este castillo. Empezó siendo la puerta de la muralla. Más tarde fue una prisión. Luego lo convirtieron en un archivo. Que fue entonces cuando destapiaron esa ventana y encontraron al niño (no os lo perdáis en el vídeo). Ahora es la Casa Pairal, un museo de las artes y las tradiciones catalanas. Además alberga la Flama del Canigó que es la llama que enciende todas las hogueras de San Juan en Cataluña. 

Cathédrale Saint-Jean-Baptiste


Fue uno de los inicio de la construcción de la ciudad, precisamente por su Campo Santo, que era una zona donde no podían ser atacados. Se encuentra en el centro del casco antiguo. 

Campo Santo de Perpiñán


La Loge de Mer


Fue el primer tribunal marítimo del mundo y se construyó en un gótico mediterráneo, muy típico de la zona. Tiene ciertos parecidos con la catedral. 

Hotel de Ville (Ayuntamiento)


Se encuentra justo al lado de la lonja. Es un palacete gótico, también mediterráneo. Dentro alberga una de las obras de Aristides Mallol que regaló al ayuntamiento de Perpiñán. 

Palais des Rois de Majorque


Y lo mejor me lo he dejado para el final. Si solo pudiera escoger visitar uno de estos edificios sería sin duda el palacio. Es el único que se paga, con tarifa joven nos costó dos euros a cada uno. Es muy interesante y se entiende mucho mejor la historia de la capital desde allí. Si no queréis pagar y simplemente queréis disfrutar de las vistas podéis subir a lo alto del monte y pasear por sus jardines. 

Las vistas desde el Palacio con el Canigó al fondo



Hoy os dejo un par de videos en el canal porque se me borraron los videos de la gincana con los trenes y he decidió subir uno de la aventura de los trenes y otra de Perpiñán. ¿Qué os parece?



Adriana
Mouse5379