domingo, 30 de diciembre de 2018

Els Pastorets d’Igualada #EspecialDeNavidad

Así como la semana pasada hablábamos del Patge Faruk, una tradición navideña típica de Igualada, otra tradición son los pastorcillos o Els Pastorets d’Igualada, que también se representa en todo el territorio catalán. 



Es nuestro cuento de Navidad personalizado donde cuenta la historia de dos pastorcillos que se tienen que enfrentar al mismísimo Satanás cuando van de camino a Belén, primero a buscar trabajo y luego a conocer al hijo de Dios. La aventura de cómo superar estas adversidades y, como siempre, termina ganando el bien. Una trama muy sencilla pero a la vez muy entretenida que se representa en todos los teatros de Catalunya en estas fechas navideñas. 

Su origen se encuentran los dramas religiosos medievales officium pastorum, que es la adoración de los pastores en el nacimiento de Jesús. Los textos más antiguos que se han encontrado acerca de esto fechas del siglo XV, pero no se llegan a interpretar hasta el siglo XIX y XX, cuando aparecerán los primeros textos de los pastorcillos o pastorets. La primera versión moderna de los Pastorets de Belém los escribió Miquel Saurina en 1887. Sí bien es cierto que en muchos rincones de Cataluña lo adaptan un poco a sus propias tradiciones. 

El día 26 fuimos a verlos a l'Ateneu Igualadí

Desde el inicio de estos textos de pastorcillos es muy curioso ver que cuando hablan los ángeles o personajes dignos de veneración como San José o la virgen María, estos tienen un texto mucho más barroco, mucho más ceremonioso. En cambio, cuando hablan los pastorcillos, e incluso cuando hablan los demonios, estos tienen un diálogo mucho más coloquial y mucho más espontáneo.

Desde siempre se ha utilizado los pastorets no solo como una representación religiosa para que todo el mundo pueda entender el nacimiento de Jesús sino también, ya que lo interpreta la gente llana del pueblo, ha sido un escenario (nunca mejor dicho) donde expresar los problemas cotidianos de la gente del pueblo y dándole un carácter más político al asunto. Por ejemplo, hay muchos sitios donde los demonios, que representan el mal, hablan en castellano. 

Los pastorcillos en el infierno


Seguramente esto viene dado ya que en la primera mitad del siglo XIX, los pastorcillos o pastorets se ven afectados por la imposición del castellano como única lengua permitida en de los escenarios. Luego, gracias a La Renaixença Catalana, que fue un periodo en la historia de Cataluña donde el catalán vuelve muy fuerte en la literatura, los pastorets vuelven a ser en catalán con este pequeño detalle que he comentado de los demonios.

Su gran atractivo es principalmente que es un espectáculo para toda la familia y que se representa durante las vacaciones de Navidad. Tanto es así que en 2006 se creó la Coordinadora de Pastorets de Catalunya. Esta ofrece unas 150 representaciones con la participación de unas 4.000 personas, entre actores, músicos, cantantes, bailarines, técnicos, etcétera.

Este año en Igualada, Els Pastorets d’Igualada cumplen su 60 aniversario y lo celebran por todo lo alto. Durante estas vacaciones de Navidad han repartido coca con chocolate, han ido a patinar sobre hielo y han montado el gran espectáculo del infierno más grande de Catalunya en la plaza del ayuntamiento, que lo podéis ver en el canal de Instantes de Tiempo

Ayer "quemando" el ayuntamiento


Els pastorets Igualada es una representación que se ha hecho ininterrumpidamente desde 1959 con la versión de Josep Maria Folch i Torres a cargo del grupo de teatro de l'Esbart Igualadí. Su representación es de las más tradicionales de Catalunya y realmente su obra dura 3 horas, lo cual se nos hizo muy largo cuando fuimos a verlo. 

En ellos trabajan más de 100 personas de diferentes entidades que da apoyo a la Plataforma Pro Tradicions Catalanes que tiene el objetivo de impulsar estas tradiciones catalanas, así como las tradiciones navideñas como es el Tío y los Reyes Magos.

Como veis las Navidades están llenas de tradiciones en cada rincón de la Tierra y cada uno de nosotros tienen su peculiar forma de celebrar este tiempo con la familia y los amigos. Ahora ya conocéis otra forma de pasar un buen rato en Navidad así que si alguna vez venís a visitarnos y os apetece verlo seguro que lo hacen en muchos teatros de Catalunya. 

Felices fiestas y un mejor 2019! Muchas gracias por pasar otro año leyendo, aprendiendo y sobretodo viajando con Instantes de Tiempo.
Adriana 

domingo, 23 de diciembre de 2018

¿Sabes quién es el Patge Faruk? #EspecialDeNavidad

¿Creéis que la Navidad es igual en todas partes? Pues bien, en Igualada (muy cerca de Barcelona) tienen un personaje especial. Este es el Patge Faruk que recoge las cartas de los niños para dárselo a los Reyes Magos y vuelve en enero para repartir regalos con ellos. Este año se celebra el 75 aniversario y en el Museu de la Pell de Igualada podemos visitar una exposición que nos llevará por 75 navidades celebradas en la capital de la Anoia. 



La fiesta de los Reyes Magos es de las más antiguas de España, que están documentadas. Empieza a finales del siglo XIX cuando, desde el centro Católico de Obreros de Igualada, se decide que ningún niño, literalmente, ningún niño se quedara sin su regalo de Navidad. Tenéis que daros cuenta que si no había para comer mucho menos había para comprarle unos zapatos nuevos al niño, que en esa época ese niño tendría como ocho hermanos. 

Regalos de antes


La exposición va paseando a través de la historia. Por ejemplo con la II República española dejan de existir los Reyes Magos, ¿demasiado monárquicos o demasiado católicos?, y se pasa al Arbol Noel. Con la Guerra Civil, en vez de Navidades pasan a ser la semana de la infancia. En la exposición podemos ver que sea como sea los igualadinos siempre se mostraron a favor de celebrar esta festividad y de acoger a todos lo niños que pudieran. 

Las radios de antes


Tanto es así que en 1943 es cuando finalmente llega a Igualada el Patge Faruk de la mano de Lluís Vall, profesor de la Academia Igualada. Faruk es un nombre africano que significa “que sabe distinguir entre el bien y el mal”. Ese mismo año da un discurso de bienvenida por la radio. Para que ninguna familia se quedara sin escucharlo, hubo una tienda de electrodomésticos que repartió radio a todos lo que necesitaban una. Desde entonces cada año podemos escuchar al Patge Faruk en la radio y ver cómo llega cada 5 de enero con sus compañeros dispuestos a repartir regalos a todos los niños que están en Igualada. 

Esta es la historia de las Navidades de Igualada y su paje favorito, el Patge Faruk. Aún estáis a tiempo de visitar esta exposición hasta el 13 de enero en el Museu de la Pell de Igualada. Los horarios son de martes a viernes, de 10 a 14h; de jueves y viernes, de 16 a 20h; y sábados, domingos y festivos, de 11 a 14h. De paso podéis ver otras maravillas de la comarca aquí. ¿En vuestra ciudad también tenéis un personaje tan icónico como este? Dejadmelo en comentarios y nos vemos en el próximo especial de Navidad.

Adriana

domingo, 16 de diciembre de 2018

Reto: Leer más #EspecialDeNavidad

¡Hola a todo el mundo! Yo soy Adriana y bienvenidos al Especial de Navidad. Ya sabéis que me encanta esta época del año y en el blog estrenamos página en la parte superior donde vais a encontrar los post de años anteriores. Hoy quería empezar diciendo que he cumplido uno de mis propósitos de este año, que era leer más

Con Noemí os hemos recomendado nuestros libros favoritos en YouTube


Todo esto empezó porque en 2017 solo me había leído un libro. Y me pregunté “¿Cómo puede ser esto?”. Así que por Pinterest vi un reto de estos de doce meses doce libro y adapté uno para mí, que es este de aquí. Ya os adelanto que no lo conseguí pero el cambio ha sido significativo. 



En enero me leí un el “Cerebro femenino” y se me atragantó. Empezamos mal la verdad. Hasta que encontré el canal de Javier Ruescas, que es uno de los booktubers más famosos de España. Él hizo que picara el anzuelo con “Orgullo y Prejuicio”. Y de prejuicios tenía, y muchos, porque pensaba que era un clásico, costumbrista y aburrido. Pero para nada, ahora está dentro de mis libros favoritos.



Por otro lado, para leerme un libro que no sabía si me iba a gustar o no, preferí cogerlo en la biblioteca. Así que solo tenia un mes para leerlo, creo que esto también me motivó en un principio. 

El siguiente libro tenía que ser alguno de la lista, de algún autor catalán, así es como conocí a Elisabet Riera y su “Llum”. Tuve una relación amor-odio con este libro. Por suerte enseguida llegó “Farenheit 451”, otro libro que os recomiendo mucho leer. Así fueron pasando los libros y los meses con más o menos pena, los podéis ver todos en mi Instagram.

Mi momento de relax

Hasta que llegó verano, desconozco si vuestro verano fue tan movidito como el mío, pero me planté en seguida en septiembre con el objetivo de seguir con mi reto y fui a la biblioteca. Salí con "Margaret Thatcher y los años de Downing Street" bajo el brazo. Realmente no me lo leí todo, al final saltaba a los episodios que me sonaban más pero aun así leía un poco cada día. Para que entendáis que no os tenéis que leer todos los libros que os empezáis

Después en octubre no tuve mucha suerte con el libro, creo que tampoco estaba de humor. Cosas de la biblioteca, cuando fui a devolverlo me llevé a casa “Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea” y “La Casa”. Ambos libros hablando sobre la muerte y el duelo ¿vosotros creéis en las casualidades?


Dos joyas para leer cuanto antes


Ahora me he terminado “Los cuentos de Beedle el Bardo”. Me estoy leyendo “Tren a Puigcerda” que no me termina de gustar y “La Prometida”, aun no me lo he empezado. Creo que voy a devolver el del tren y voy a empezar con el de la prometida a ver si me lo termino antes del 31. 



Si uno de vuestros propósitos del año que viene es leer más podéis probar este reto, como veis al final no lo seguí al pie de la letra pero sí que me leí muchos más libros de los que me pensaba. Dejadme en comentarios si sois mucho de leer o no y cual es vuestro libro favorito. Yo voy a seguir publicando en Instagram mis lecturas en el año nuevo así que nos vemos por allí. ¡A leer y viajar!

Adriana

domingo, 2 de diciembre de 2018

¿Nos hacemos la maleta juntos?

Despúes de todo el verano arriba y abajo creo que ya me he convertido en una experta haciendo la maleta. ¿Vosotros sois más de hacer la maleta a último momento o unos días antes? Sea como sea quitaros la pereza de los bolsillos y empecemos.



Mira el tiempo que va hacer: Lo primero que hay que hacer es mirar el tiempo. No vaya a ser que ese precioso vestido blanco sea lo único que tengamos para recibir el aguacero. 

Cuántos días nos vamos: También es importante saber cuántos días nos vamos. Sabéis que soy muy fan del equipaje de mano. ¿Vosotros también? Si nos vamos más de una semana, diez días a lo sumo, yo me llevaría una maleta de cabina y pondría lavadoras. Siempre que fuese posible. Por el otro lado, si me voy un fin de semana, aunque sean cuatro días, me llevo un par de pantalones (o faldas), un par de camisetas y un vestido. 

Hagamos una lista: Todo esto lo hago de camino a casa, miro el tiempo y voy pensado cuanta ropa me voy a llevar. Normalmente si me voy seis días, divido por dos, pues tres outfits intercambiables. Entonces, cuando aún estoy de camino empiezo hacer una lista de todo. Por tonto que sea, como si es un bolígrafo (me da mucha rabia dejármelo), me lo apunto. Truco extra para los más organizados: como ya sabemos que ropa nos queremos llevar podemos crearnos outfits para cada día. 

Lo ponemos todo encima, de la cama o de la mesa: Entonces ya llego a casa y empiezo a poner todo lo de la lista encima de la cama y voy tachando. Hay cosas que se quedan en la lista, por ejemplo, el neceser hasta la mañana que me voy de viaje no lo guardo en la maleta. También la ropa que me voy a poner el día que me voy a ir. Y separo las cosas que van a ir en el bolso, lo pongo junto a este. 

Empezamos a llenar la maleta: Me encanta, estoy enamorada, de estos separadores. Seguro que ya os conté que me los compré muy baratos y la cremallera falla pero el día que se rompan me compro otros ¡seguro! Entonces voy llenando las cestas: ropa interior, ropa de deporte, ropa de calle,… Los zapatos en bolsas, los cables en otras,… Y cuando ya lo tengo todo en estos compartimentos empiezo a montar la maleta. Lo más pesado junto a las ruedas y lo más delicado entre la ropa. Y ya está, ya nos podemos ir. Un último consejo, si nos dejamos algo no os preocupéis que normalmente hay supermercados donde poder comprar y descubrir alguna cosa nueva.



El día que me hice la maleta para irme a Francia solo tenía veinte minutos antes de irme a trabajar y lo hice en ese tiempo. ¿Cómo? Pues bien, ya tenía la lista hecha y ya había mirado el clima. Solo tenía que recoger la ropa y guardarla en la maleta . De esta forma no nos vamos a llevar nada de más ni tampoco nos vamos a dejar nada. Esta es vuestra maleta hecha a medida. 

Adriana