domingo, 10 de junio de 2018

Casa Vicens: Visita la primera casa de Gaudí

Cuando el joven Gaudí llegó a Barcelona, el primer edificio que le encomendaron diseñar y construir fue la Casa Vicens. A diferencia de sus hermanas, la Casa Batlló o la Casa Milá, esta ha estado cerrada durante más 130 años. El año pasado abrió sus puertas y este año ha recuperado su tradición de Santa Rita.


Esta casa fue encargada por Manel Vicens i Montaner, como residencia de verano en 1883, a Antoni Gaudí. Dentro podremos encontrar las habitaciones originales así como otros elementos decorativos, muy innovadores por la época, que ideó el joven arquitecto Antoni Gaudí de 31 años. La casa Vicens fue su primera obra arquitectónica.

Detalle del techo del fumadero

La casa fue construida con cuatro plantas: el sótano como almacén, la planta baja para las zonas comunes, la primera planta con los dormitorios y la segunda para el servicio. Gaudí la proyecto de cara al suroeste, al jardín, para una mejor climatización. De esta forma, también, se permitía que la naturaleza entrará visualmente a dentro de la casa. El jardín contaba con una cascada que ayudaba a refrescar el ambiente. Para saber más os dejo aquí el enlace del blog oficial

La Casa Vicens ofrece talleres familiares para pintar sus icónicas baldosas

Estudiando el origen del señor Vicens encontraron que la procedencia de las singulares baldosas es la fábrica Pujol y Bausis de Esplugues. Sus colores fueron idea del arquitecto, recuperando así los colores tradicionales del territorio. También es cierto que el juego visual de la fachada recuerda mucho a las decoraciones moriscas. Durante sus estudios de arquitectura, Gaudí, se inspiró mucho en las culturas orientales. Por eso esta época se le llama etapa orientalista, que duró hasta 1888.

Vista desde el jardín

En 2005 es declarada patrimonio mundial de la humanidad por la UNESCO. En 2007 es comprada por la entidad de MoraBanc para abrirla al publico. El principal objetivo de aquel entonces fue poner en valor la idea original de 1883. Hay que pensar que la casa fue modificada para adaptarla a los nuevos tiempos, como por ejemplo, en 1925 la familia del doctor Antoni Jover i Puig la amplió para convertirla en su residencia habitual. Las obras de rehabilitación se iniciaron en 2015 y se abrió al publico en noviembre del año pasado. 

En el tercer piso las maquetas nos ayudan a entender la obra original

La familia Herrero-Jover, que habitó la casa de 1899 a 2014, empezó la tradición de abrir la casa cada 22 de mayo para festejar Santa Rita. Todo empezó a mediados del siglo XVIII cuando un convento de Padres Carmelitos Descalzos ubicados en la plaza Lesseps, cerca de la casa, se fijaron en la rápida recuperación de sus pacientes gracias al agua que tomaban. La fuente fue dedicada a Santa Rita, patrona de las causas perdidas. Ya en 1927 se construye una capilla donde brota la fuente de Santa Rita, que queda dentro de la propiedad de la casa Vicens. Lamentablemente en 1963, después de la venta de la parcela, se derribó el templo para construir un bloque de edificios.



Es la es la historia de la casa Vicens, la primera obra de Gaudí en Barcelona, y su tradición de Santa Rita. Desconocida por muchos hasta ahora.

Adriana

No hay comentarios:

Publicar un comentario