viernes, 4 de enero de 2013

Navidad, tiempo de grandes historias

Las Navidades son un tiempo (y un espacio) para grandes historias, tal vez porque como hace frio vivimos menos y contamos más. Es el tiempo de las grandes películas interminables en la tele donde todo acaba bien. Curiosamente este año ya me han contado dos historias que me han hecho llorar, tal vez este más sensible estas Navidades.


La primera historia la saqué de Youtube y os dejo este post aquí porque necesita su propio espacio. La otra historia la leí en el periódico la Vanguardia hace unos días. Os pongo también le link aquí porque es impresionante como está escrito, solo me quedare con esta frase, cuando leáis la entrevista entenderéis el estremecimiento que me produce leerla:
“Si corría la cortina era mi fin”
Lo que narra la señora Labonté en esta entrevista es una lección importante. Guíate por tus instintos y no intentes controlar el tiempo, es agotador. Estate preparada para lo que haga falta y vive (ahora, presente) la vida.
M5379




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada