domingo, 31 de marzo de 2019

Alemania: Oberhausen, Köln, Bochum

¡Hola a todo el mundo! La semana pasada os empecé a contar el fantástico viaje por Alemania pero me he dejado lo mejor para el final:



Oberhausen 


Al día siguiente fuimos a visitar Rathaus Oberhausen. Comimos por allí cerca y a la tarde fuimos a ver el orgullo de la ciudad: el Gasometer. Un antiguo depósito de gas reconvertido en la sala de exposiciones más alta de Alemania con 117m. Primero cogimos el ascensor para disfrutar de las magnificas vistas que nos ofrece la ciudad. Luego entramos para visitar la exposición del Der Berg Ruft. Muchos edificios industriales han sido reutilizados para actividades culturales o para mostrar sus antiguas actividades. Además por la noche las podemos ver iluminadas. Cada ciudad tiene su color, como por ejemplo azul en Oberhausen o verde en Diusburg

Gasometer


Köln 


La ciudad que tenía más expectativas fue Colonia. Y las superó ¿Os gustaría un vídeo o un articulo solo de esta ciudad? Siento que me quedó mucho por disfrutar. Nada más llegar, la Hauptbanhof o estación central, me enamoró. Era preciosa. Y en cuanto sales te recibe la Kölner Dom o la impresionante catedral. 

NS-Dokumentationszentrum


Pero no nos detuvimos allí. Fuimos hasta el edificio El-De. Que recibe el nombre de su propietario y es famoso por ser las antiguas oficinas de la Gestapo. El guía que nos recibió fue maravilloso. Nos metió de lleno en la historia alemana. Primero visitamos los calabozos donde se torturaban a los que iban en contra del nazismo. 



En un principio pensé que la forma más común de tortura era la violencia física pero nos explicaron que hay otras formas de tortura como por ejemplo la falta de higiene, la desnutrición o la tortura psicológica de saber que ibas a morir allí. 

¿Podía haber algo peor? Pues sí, nos contaron la historia de dos personas. La primera la detuvieron embarazada y la llevaron a dar a luz al hospital. Donde fue separada de su hija y devuelta al calabozo. A ella la liberaron los aliados y años más tarde se puedo reunir con su hija. Al terminar la guerra la buscaron para que diera su testimonio pero ella no volvió hablar nunca de lo de ahí sucedido. 

Con esta sencilla tabla de sumas y restas es como se adoctrinaba a los niños alemanes


Uno de los motivos fue lo que le paso a otro chico. Él muy avispado consiguió huir y al regresar a su patria fue encarcelado porque solo había una forma de escaparse de la Gestapo: aliarse con ellos. Nadie se volvía a fiar de él. 

Después de estas espeluznantes historias subimos arriba las oficinas. Nos explicaron como toda la estrategia del partido Nacionalsocialista giraba en torno de la raza. Todos los trucos para encontrar los que no eran dignos de seguir viviendo y crear más arios. También como Hitler consiguió hacerse tan famoso y como es que había tanta gente en sus desfiles. Realmente muy interesante. Estoy segura que voy a volver y voy a contratar una visita guiada. 

Schokolademuseum Lindt


Por la tarde fuimos otra vez a la catedral pero no la pudimos visitar porque queríamos ver el Schokolademuseum de Lindt. Después de la fantástica visita de la mañana eso me sabio a poco. Si, por mucho que cueste creer el museo del chocolate Lindt me supo a poco. Me gustó que tanto a la entrada como a la salida te den chocolate pero tuve la sensación como si me intentaran convencer para comprar chocolate o alguna de sus experiencias. ¿Quieres probar una galleta mojada en chocolate? Cinco euros. ¿Quieres producir tu propio chocolate? Cinco euros más. Realmente si vuelvo alguna vez me voy a informar bien de los precios y las actividades. 

Si quieres que te den una galleta mojada en esta fuente son 5€, gracias


Bochum 


Begum Museum 


Después de un día tan agotador en Colonia aun nos quedaba visitar la ciudad de Bochum. La ciudad donde los restaurantes no tienen aseos ni comida. ¿Veis lo importante que es el trato con el cliente? A parte de esto Bochum es una ciudad minera. Una de sus minas ahora es visitable y los guías son propios mineros que han trabajado en esa mina. 

Una antigua mina, un nuevo museo


El lugar es increíble y se entiende perfectamente porque no se puede visitar por libre. Bajo tierra hay un laberinto de túneles con maquinaria y hay que extremar las medidas de seguridad. Por otro lado la explicación fue en alemán y demasiado técnica para mí. La visita termina arriba de todo de la mina donde hay un fantástico mirador encima de la ciudad.



Después buscamos algún restaurante que nos diera de comer y cuando finalmente hubimos comido fuimos al Planetario. Aunque la idea de echarse era muy tentadora el vídeo era demasiado interesante como para perderme una coma. Hablaba del sistema solar y de las misiones espaciales que se han realizado. El vídeo también era en alemán pero lo entendí francamente bien. 
Un poco de alemán 

Antes de despedirme me gustaría enseñaros cinco palabras en alemán por si algún día os hacen falta. 

  • Si = Ja 
  • No = Nein 
  • Hola = Hallo 
  • Adiós = Tschüs 
  • Gracias = Dankeschön 

Y con esto y un … ¿pretzel? me despido. Espero que os haya gustado. Dejadme abajo en comentarios que más os gustaría saber de este viaje a Alemania. He grabado algunos vídeos como nuestro reto mensual que veremos la semana que viene ¡Tschüss!

Adriana

No hay comentarios:

Publicar un comentario