domingo, 11 de noviembre de 2018

Ven a conocer el corazón de Cataluña

Si os creéis que se han terminado esas vacaciones de quince días en la playa estáis equivocados. ¿Qué os parece si nos vamos a una tierra de montañas, bosques anaranjados y castillos? Si, sin aviones ni pasar mucho frío. Si, a tan solo una hora de Barcelona. ¿Qué no me creéis? Seguidme por favor. 



Castell de Claramunt


El Castell de Claramunt se encuentra en la Pobla de Claramunt. Dejamos el coche en un aparcamiento improvisado y subimos hasta arriba al castillo. ¡Todo cuesta arriba! Pero que no cunda el pánico porque hay una serie de actividades para los más pequeños para hacer la cuesta más llevadera. Una vez arriba pagamos la entrada, ya aviso que no tienen mucho cambio, el precio es de 3,5€. 

Castell de Claramunt con Daria y Anna


Antes de empezar con la visita me gustó mucho, que al igual que en el castillo de Loarre, nos pusieron un vídeo para introducirnos en la historia del castillo. Este castillo fue fundado en el siglo XIV por los señores de Claramunt, aunque ya en el siglo XVII pasó a manos de los señores de Cardona y Medinaceli. 

El castillo tenemos muy buenas vistas del valle de Igualada. Desde allí arriba podemos observar lo que queda del castillo de la Tossa de Montbui, la serra de Rubió y su castillo. También tiene muy buenas vistas del aeródromo de Ódena, si queréis hacer buenas fotos es una gran idea. 

Castell de Rubió


A esto nos dedicamos toda la tarde, aquí en Rubió


Está construido encima del pueblo de Rubió, en lo alto de la carena de la Alta Segarra. Fue construido en el siglo XI durante el mandato del Casal de Barcelona que lo cedió a los de Castellolí. En la parte superior está situada un torre circular y en la inferior la iglesia de Santa María. Posteriormente se mejoró su defensa y con el tiempo fueron sustituyendo o absorbiendo por el resto del pueblo. Finalmente fue declarado BCIN (Bé d'Interès Cultural).

Castell de Castellfollit


Castell de Sant Esteve de Castellfollit


Este es el castillo de frontera situado más al norte de la comarca de la Anoia. Este conserva muy bien el castillo en sí y parte de su muralla. Se han dedicado a reconstruirlo y les ha quedado muy bien. Si lo queréis visitar hay que pedir cita previa. 

Castell de Tous


Sant Martí de Tous


Justo al lado está el Castillo de Tous. Forma parte de los Castillos de Frontera de la Anoia. No sé si se puede visitar porque entramos libremente pero al llegar arriba había puestas unas mesas y aparcados unos coches. Por un momento dudamos si ahora es una casa privada o estaban celebrando algo. Nos dio cosa y nos fuimos.

Torre de la Manresana


Torre de la Manresana


Para llegar a esta torre, en la primera rotonda al entrar a Prats de Rei y viniendo de la A-2 tomaremos la primera salida a la derecha y seguiremos la carretera hasta el desvío correctamente indicado de la Manresana. Pasaremos junto a unas casa y llegaremos a un aparcamiento. 

Desde allí mismo ya tenemos unas vistas espectaculares. Resulta que la torre perteneció al castillo de la Manresana del siglo XII y luego tuvo un papel muy importante durante la Guerra de Sucesión del siglo XVIII, la de Felipe V. La torre en sí se puede disfrutar por el exterior y si se desea visitar el interior y disfrutar de las magníficas vistas que ofrece la atalaya hay que pedir una visita guiada. 



Como veis a una hora de Barcelona hay todo un mundo por descubrir. En el vídeo de hoy os dejo nuestra visita a Rubió y la Torre de la Manresana. También os dejo el enlace a turismo de la Anoia para que estéis al día de sus novedades. Solo me queda invitaros a seguirme en mis redes sociales y anunciar que por fin el próximo domingo vamos a tener el Tren dels Llacs aquí.

Adriana

No hay comentarios:

Publicar un comentario