domingo, 25 de noviembre de 2018

Cinco cosas gratis (o casi) qué hacer en Pamplona

A veces dejamos escapar verdaderas joyas por el simple hecho de tenerlas tan cerca. Siempre decimos “A Pamplona ya iremos, que está aquí cerca y siempre hay tiempo” ¿Pero cuántos de vosotros habéis ido a Pamplona alguna vez?



Quizás sea la familia que me une o todas las veces que he ido, pero Pamplona es un lugar al que siempre vuelvo. Así que aprovechando que hoy en el canal tenéis la ruta en moto por Navarra me he dicho ¿porque no contar 5 cosas gratis que hacer en Pamplona y disfrutar de su fantástica cultura?

Cuesta de San Fermín:


Aquí con San Fermín


Pamplona es conocida por los Sanfermines y, os gusten o no los toros, una parada obligatoria en la ciudad es la Cuesta de San Fermín. Dónde se empieza el encierro. Los veteranos se sitúan en el punto más bajo de la cuesta, estando también más cerca de los toros, y los novatos se sitúan arriba de la cuesta para que le sea más fácil correr delante de los toros. Antes de empezar se reza a San Fermín, allí tenéis la oración, os invito a rezarle vosotros también. Los encierros no son para todo el mundo ni está recomendado al mejor atleta de maratones. Hay que saber y hay que vivirlo con la pasión que lo hacen los propios pamplonicos.

Estafeta y el casco antiguo


El ayuntamiento 


Esta vez fui con Albert y siempre que voy con alguien que no estado nunca en Pamplona me gusta hacer el recorrido que hace el encierro, sobre todo por su famosa calle de Estafeta. Me gusta hacerlo por dos motivos: el primero es que está lleno de bares donde probar sus pinchos (que luego hablaremos) y, por el otro lado, es recorrer el casco antiguo donde encontramos edificios tan bonitos como el ayuntamiento, desde donde se da el chupinazo antes de empezar las fiestas de los Sanfermines, y también está repleto de tiendas no muy usuales, donde nos podemos encontrar con verdaderas joyas.

El Parque de la Ciudadela


El pincho de Chistorra y demás


Ya fuera del casco antiguo nos encontramos con el Parque de la Ciudadela, que realmente ha mantenido muy bien su estructura de ciudadela. Aunque sigue siendo un gran parque verde. Algo que me fascina de Navarra es su belleza natural, incluso cuando estás en el pleno centro de Pamplona está lleno de árboles preciosos. Además hay mucha gente que cruza el parque para llegar a su trabajo ¿os imagináis qué parte de vuestro trayecto para ir al trabajo sea pasear por ese paraíso?

La Plaza del Castillo


Yo os recomiendo que paseéis y descubráis la ciudad


Otro verdadero hub de comunicación y un punto de encuentro para todo aquel que esté en Pamplona es la plaza del Castillo. Siempre hacen alguna cosa u otra, cuando estuvimos esta última vez había un mercadillo de productos locales. Además en la plaza del Castillo se encuentran algunos edificios muy importantes. Como por ejemplo el Hotel Perla, que fue el primer hotel que tuvo ascensor de toda España. También era un lugar favorito para comer de Alfonso XIII, que si no recuerdo mal aún conservan el menú de ese día. Además también nos encontramos con el famosísimo Café Iruña, donde los intelectuales del momento iban a tomarse un descanso después de una jornada.

Probar su gastronomía


El plato de la derecha es un goxua


Y así es como quiero terminar el post de hoy, con una buena dosis de gastronomía. Tenéis que probar los pinchos que hacen allí, a la mínima que os entre hambre entrad en un bar, pedí una cerveza y un par de pinchos de chistorra de Pamplona ¡La chistorra es exquisita! En este último viaje tuvimos la ocasión de probar los goxuas, que es como la crema catalana en Cataluña pero sin que esté quemado y nos gustó muchísimo.



Me encantaría que en comentarios me dejases cuál es vuestro plato Navarro favorito y así la próxima vez que vaya ya sé que pedir. Cómo podéis ver Pamplona está al alcance de muchos y es una verdadera joya que hay que visitar al menos una vez en nuestras vidas sobre todo si sois amantes de la buena gastronomía.

Adriana

No hay comentarios:

Publicar un comentario