domingo, 30 de abril de 2017

Caldes de Boí

El pasado domingo fuimos a pasar un día familiar en Caldes de Boi. Aprovechamos que mi padrina se estaba haciendo un tratamiento con los jubilados allí para enseñaros lo que nos estamos perdiendo por, justamente, no ser jubilados. 

Así que, como el Valle de Boi, está muy lejos de prácticamente todo cuando llegamos ya era la hora de comer. Allí los jubilados comen a la una. Teníamos una mesa reservada. Y no sé porque todos tenían algo de prisa: “Luego tengo un masaje”, era la excusa más común. 



Después de los cafés fuimos por nuestra cuenta a ver los jardines con algunas de las fuentes más cercanas. Hay dos fuentes muy chulas que ya no fuimos porque teníamos que andar mucho. Una es la cola de caballo y la otra es la fuente de Tartera. Aunque a las cinco había organizado una ruta para enseñarnos las fuentes. 

Por suerte o por desgracia se puso a llover y mi padrina habló con los del balneario para que nos enseñaran los baños. En un edificio a parte hay como dos plantas de salas con distintos tratamientos. La mayoría de personas, antes de empezar cualquier tratamiento pasan por la doctora, que al final es ella la que sabe, mejor que nadie, que es lo que te va a ir mejor. Se recomiendan tratamientos de nueve días, aunque uno de cinco también puede estar bien. 



Casi todas las piscinas, duchas y demás aguas que utilizan en los tratamientos se abastecen de una mezcla de todas las fuentes. Excepto los tratamientos de piel que estos se hacen exclusivamente con agua de la Tartera. Además ofrecen un amplio abanico de masajes. 

La estrella del balneario es la “estufa” que es una sauna natural, escavada a la roca de la montaña, donde la temperatura es la propia del monte. Es una habitación muy claustrofóbica, pero también muy natural. 



Solamente en los baños trabajan nueve terapeutas, la doctora y la enfermera. Que fue tan amable de mostrarnos los baños. Después hay que añadir los del restaurante, los de limpieza y los de recepción. Un gran equipo para cuidar como marqueses a nuestros mayores. Tengo que reconocer algo de envidia a mi padrina. Gracias por ese maravilloso día juntas.



Adriana
Mouse5379

No hay comentarios:

Publicar un comentario