domingo, 3 de mayo de 2015

La obesidad: ¿esa gran desconocida?

Se nota que hace mucho que no vengo por aquí. Lo siento, os echaba mucho de menos. Exámenes, trabajos... Que nada nos aleje de lo que realmente nos gusta. Estaba con mucho trabajo y aproveché las vacaciones en Viena para desconectar. Realmente lo conseguí. Pero al volver como si nada, me dije que no podía ser, que no quería continuar así. 

La parte buena de todo esto es que cuando recobras el sentido común te das cuenta que la vida tiene que ser algo más. Y por esto estoy por aquí otra vez, ahora tengo más tiempo. Bueno, el tiempo es el mismo pero me lo monto de otra forma. 

Catedral de San Esteban de Viena
Ayer presente un trabajo sobre nutrición y me di cuenta de lo mal que vamos en ese aspecto. Espero que los del campus de salud de la universidad lo lleven mejor. Uno de los puntos del trabajo eran enfermedades a causa de la malnutrición. 

Escribí sobre la obesidad, un tema tan tratado en nuestra sociedad y tan poco que sabemos de ello. Los que me conocen saben que peso por encima de la media. ¡Y apenas pude escribir nada sobre la obesidad! Solo se las consecuencias. Pero en general es: come bien y adelgazaras. Pero adelgazarás para verte bonita no para estar sana. ¿Qué sarta de mentiras son esas?

A los niños se les debería enseñar a comer bien, porque comer sano no es aburrido, no es malo, es tu mejor opción. Y si los padres no les pueden enseñar porque no saben entonces deberían enseñar a los padres y a los niños. Yo tengo la enorme suerte de que por pesar de más tengo un equipo de personas detrás de mi que me enseñan como comer bien para que luego pueda hacer un montón de cosas.

Galleta en el Naschmarkt
Supongo que si comiera un poco mal más a menudo y no tuviera ganas de levantarme del sofá no haría tantas cosas y podría pasar más tiempo en Internet. Si. Pero tampoco viviría aventuras para contarlas aquí. Pronto me veréis por otro blog que me han invitado a escribir. ¡Hasta la semana que viene!

M5379


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada