domingo, 7 de mayo de 2017

Como no llegar a Perpiñán

El pasado fin de semana nos fuimos a Francia ¡Y qué aventura! En plan consistía en coger un tren que hasta Perpiñán, ya os contare el porqué en otra entrada a este blog, pero resulta que no era tan sencillo como parece. 

Cogimos un tren de Barcelona a Mataró. En diez minutos salía otro de Mataró a Massanet Maçanes ¿Aún no llegamos a Perpiñán? Ni mucho menos. En cinco minutos cogimos otro para Portbou y allí pudimos pasear por el pueblo una hora. Entonces cruzamos con otro tren la frontera hasta Cerbère donde también tuvimos una hora y media de descanso. Llegamos finalmente a Perpiñán a las ocho y algo, después de haber salido de Barcelona a la una de la tarde. Muy divertido visto así con perspectiva. 

Estación de Cerbère


En la capital de la Cataluña Norte solo nos estuvimos una noche. Los dos ya habíamos estado en Perpiñán y tampoco es que haya mucho que ver. Al día siguiente, sin dudarlo, desayunamos en una boulangerie artisanale y emprendimos la calle que nos llevaba al casco antiguo:

El Castillet


El símbolo del ayuntamiento y, al final, de la ciudad es este castillo. Empezó siendo la puerta de la muralla. Más tarde fue una prisión. Luego lo convirtieron en un archivo. Que fue entonces cuando destapiaron esa ventana y encontraron al niño (no os lo perdáis en el vídeo). Ahora es la Casa Pairal, un museo de las artes y las tradiciones catalanas. Además alberga la Flama del Canigó que es la llama que enciende todas las hogueras de San Juan en Cataluña. 

Cathédrale Saint-Jean-Baptiste


Fue uno de los inicio de la construcción de la ciudad, precisamente por su Campo Santo, que era una zona donde no podían ser atacados. Se encuentra en el centro del casco antiguo. 

Campo Santo de Perpiñán


La Loge de Mer


Fue el primer tribunal marítimo del mundo y se construyó en un gótico mediterráneo, muy típico de la zona. Tiene ciertos parecidos con la catedral. 

Hotel de Ville (Ayuntamiento)


Se encuentra justo al lado de la lonja. Es un palacete gótico, también mediterráneo. Dentro alberga una de las obras de Aristides Mallol que regaló al ayuntamiento de Perpiñán. 

Palais des Rois de Majorque


Y lo mejor me lo he dejado para el final. Si solo pudiera escoger visitar uno de estos edificios sería sin duda el palacio. Es el único que se paga, con tarifa joven nos costó dos euros a cada uno. Es muy interesante y se entiende mucho mejor la historia de la capital desde allí. Si no queréis pagar y simplemente queréis disfrutar de las vistas podéis subir a lo alto del monte y pasear por sus jardines. 

Las vistas desde el Palacio con el Canigó al fondo



Hoy os dejo un par de videos en el canal porque se me borraron los videos de la gincana con los trenes y he decidió subir uno de la aventura de los trenes y otra de Perpiñán. ¿Qué os parece?

Adriana
Mouse5379

No hay comentarios:

Publicar un comentario