domingo, 27 de agosto de 2017

Sant Martí de Tous en moto

¿Os apetece salir con la moto? ¿Pasear por carreteras rodeadas de arboles? ¿Perderos en medio de la nada? ¡Perfecto! Bienvenidos a Sant Martí de Tous. 

Iglesia de Sant Martí de Tous


Nada más llegar se puso a llover, muy mala suerte cuando vas en moto pero por otro lado la calle más famosa del pueblo se llama el Carrer de les Voltes (O la calle de la vueltas), es una calle cubierta. De esta forma podían construir la vivienda encima de calle y tener más espacio, este era el motivo principal según lo que pudimos leer. Mientras esperamos que descargara la nube encima de nosotros pudimos visitarla sin mojarnos. 

Carrer de les Voltes


Por suerte dejo de llover pronto y fuimos a investigar donde estava el cine. Resulta que es de los pocos pueblos pequeños en Cataluña que aún tienen cine, y es un pueblo de menos de 1.000 habitantes. La capital de la comarca, Igualada, ya no tiene cine, por ejemplo. 

Después fuimos a visitar la Iglesia de Sant Martí de Tous, no pudimos entrar porque estaba cerrada pero recomiendo mucho subir hasta la plaza de Sant Jordi, donde está la iglesia, solo por las vistas. El edificio actual es del siglo XIX aunque aún conserva elementos renacentistas. Dentro está el sepulcro de Arnau de Tous.

Vistas desde la Plaça Sant Jordi


Justo al lado esta el Castillo de Tous. Forma parte de los Castillos de Frontera de la Anoia. No sé si se puede visitar porque entramos libremente pero al llegar arriba había puestas unas mesas y aparcados unos coches. Por un momento dudamos si ahora es una casa privada o estaban celebrando algo. Nos dio cosa y nos fuimos. Lo que si que os puedo contar es una leyenda de ese castillo: 

La señora de Tous le encantan las fiestas: comer y bailar. Se gastó toda su fortuna en estas fiestas hasta que no le quedó más remedio que mendigar comida y dinero. Hasta que un día le dieron de comer pan con nueces. Resulta que este pan es muy fácil de hacer y, además, muy económico. Después de eso lamentó no haberlo sabido antes, hubiera comido más pan con nueces y seguiria siendo la señora de Tous. 

Alrededor del pueblo hay el Fou que es una piscina natural, la veremos otro día cuando Albert esté mejor, también hay algunas ermitas y un pantano. Creímos que nos podríamos bañar ahí pero no tiene nada que ver con el Pantano de Canelles que fuimos el año que viene, además que ponía un cartel enorme donde prohibia el baño. Hasta aquí puedo leer del pueblo, si algun dia os pasáis por ahí me podéis dejar en comentarios que os ha parecido.




Adriana
Mouse5379

No hay comentarios:

Publicar un comentario